artemisa

shot

Los pasos eran fríos, nunca pensó en que quizá pueda describir pasos y frialdad como algo real pero estos pasos no eran fuertes o débiles, ni siquiera decididos o tímidos eran fríos y no había mas que decir. Su madre nunca volvió al lugar y aunque no estaba descuidado estaba completamente limpio y bien cuidado. Se notaba abandonado.
No hay nada aquí niña sigue tu camino, llego una orden de no seguir revisando.
Es propiedad de Malfoy y nada de lo que sea propiedad de ese tipejo se toca o se husmea.
Volvió la mirada a su jefe y no hizo mas que salir detrás de él.
  • Current Mood: accomplished
artemisa

La Casa

La casa era una de las muchas que estaba en la zona, de las que eran hechas con molde.
El lugar era un pantano. Alguna constructora inteligente y con visión empresarial decidió que era el lugar propicio para una urbanización. Dejando, algunas ciénagas para darle un toque ecológico al distrito londinense de Wandsworth.
Andrómeda sabía que el nombre original del distrito provenía de siglos atrás cuando los hacedores de varitas se asentaron en la zona. La historia muggle es muy diferente; habla de que en ingles antiguo significa encierro, también existe otra teoría la de un hombre llamado Wandell, que le da nombre al rio que cruza la zona, quien no era otro que Wandell Wandmaker, famoso hacedor de varitas del siglo doce.
Esa casa era lo que podían pagar a veinte años, 1993 era una fecha muy lejana como tener una piedra amarrada al cuello que en cualquier momento podría caer.
La casa tenía dos pisos; el primero dividido en una sala rectangular, al otro lado de la puerta estaba el comedor, la cocina, una pequeña zona de lavandería y un jardín con una pequeña ciénaga.
En el segundo piso estaban los dormitorios, el principal donde estarían Ted y Andrómeda tenía un color café moka que les hacía recordar los desayunos de Hogwarts, es por eso que decidieron no cambiar el color, otras dos habitaciones más pequeñas, una sería para la pequeña que estaba en camino y la otra ya se vería a su tiempo.
Ted estaba fascinado. Su nueva casa en Wandsworth estaba cerca a casi todo, incluyendo su trabajo y la casa de sus padres, ubicada en Augustus, a seis calles de ahí.
Una casa desocupada alimentaba una sensación extraña, estaban ahí y todo lo que tenían era ropa, miraban las paredes vacías pero no se desencantaban, el color moka de su dormitorio los atraía. Debían comprar cosas e ir armando la casa, mientras tanto esperaban al bebé.
La última vez que, Andrómeda, vio a su tío Alphard, con quien llevaba una relación bastante cercana por sus ideas liberales, le dio casi en secreto algunos galeones que sirvieron para implementar la casa. Al tío le divertía que por fin alguien de la familia deje el almidonamiento y se atreva a vivir mas allá de la zona de confort que significaba ser un Black.
Lo primero que llegó a la casa fue el dormitorio y luego la cocina, los muebles llegaron como regalo de su primer aniversario por parte de los padres de Ted, decorar esa casa les tomo casi dos años.
Ted vivía feliz, disfrutaba cada espacio, cada momento, el jardín los domingos soleados, todo en general. Aunque no pudo conseguir un trabajo en el mundo mágico, cortesía y regalo de su nueva familia política, consiguió algo que disfrutaba desde siempre, La climatología, ciencia que le intereso desde niño cuando pasaba horas en el parque viendo el movimiento de las nubes o sentía las diferentes intensidades del viento al atardecer, lo hacía en una radio local muggle, cerca a su casa, su trabajo consistía en reportar cada día los pronósticos del tiempo y recomendar a las personas como cuidarse de los cambios de temperatura.
Andrómeda o Meda, como siempre la habían llamado cariñosamente, hacía pociones, casi siempre remedios caseros que vendía entre las amigas. Ya que también tenía acceso negado al mundo mágico.
Meses después de instalarse en su casa nació la pequeña, Nymphadora, el nombre lo escogió Andrómeda, siguiendo una vieja tradición familiar donde las mujeres llevaban el nombre de una constelación o el lexema Dora, nunca supo de donde salió esta costumbre. Su madre rompió esta usanza al ponerle a su hermana menor Narcissa, un nombre alejado de los cánones tradicionales pero que encajaba a la perfección con la personalidad de su hermana.
Ella prefirió no saltar esa tradición. Busco cuidadosamente el nombre y se quedo con Nymphadora que significaba regalo de las nymphas, esos seres etéreos, míticos que inspiran a los dioses y artistas.
Por precaución Dora, como llamaban cariñosamente a la niña, nació en San Mungo, Puesto que Andrómeda aún no confiaba lo suficiente en los artificios muggles como para dejar a esos médicos al cuidado de su pequeña.
La llegada de la niña a la casa, la llenó de risas y la familia de Ted no dejaba de llenar a Dora de halagos, mimos y juguetes. Algunas veces Andrómeda sentía nostalgia y le daban ganas de que su familia, la que había dejado muy atrás sea parte también de esta algarabía, aunque sabía bien que eso jamás sucedería. La niña desde el primer día de nacida dio muestras de ser una bruja.
zapatilla

El diario de Dora I

mi abuela me regalo este cuaderno, mi abuela es muggle y el cuaderno se llama diario, me conto que las chicas de mi edad, tengo 11 años, escriben en cuadernos como este. Espero que sea divertido.
Me llamo Nymphadora Tonks, odio mi nombre es tan largo y raro y sobre todo FEO, pero a mi mamá le gusta y a mi papá no parece importarle.Mi segunda nombre es Andromeda, el nombre de mi madre, tampoco me gusta. En mi casa me dicen Dora y eso va algo mejor.
En pocos meses quiero ir a Hogwarts que es un colegio de magia, se que me llegara la carta estoy segura porque mis padres fueron a ese colegio y yo tambien lo hare.
Tengo dos hermanos. Theodo, se llama Thedore como mi papà tiene 9 años y es un odioso total todo el día me molesta.Y Artemisa que tiene dos años y solo sabe jugar.
artemisa

Fin de la vida en Hogwarts / adiós mundo mágico

Por fin llego el final los exámenes terminaron y las fiestas de fin de curso se dieron según el transcurso natural de las cosas, me sentía cómoda y feliz después de mucho tiempo, mi madre acepto lo de la universidad y estaba dispuesta a invertir es mas ya había invertido mis ahorros en Angelos en su versión diario. Será interesante
La despedida aunque fue triste 7 años conviniendo diariamente con mis compañeros crearon lazos fortísimos. Pero es emocionante saber que me depare mi nueva vida.
Deje hogwarts y me subí por última vez al expreso.
artemisa

EXTASIS

Era el momento final por lo que habíamos estado trabajando estos siete años en Hogwarts, los niveles de tensión en el colegio eran grandísimos y los alumnos de sétimo eran las víctimas potenciales y productores reales de toda esa tensión.
Artemisa se sentía bastante tranquila y no porque hubiera estudiado mucho sino porque su madre conocía ya de sus planes futuros y aunque le había dicho en una carta lo mucho que le molesto que se lo contara delante de Sprout, estaba resignada a aceptar su decisión. Pasará lo que pasará en el examen, ella ya tenía su puesto asegurado en la universidad de Bristol y este era solo un trámite mágico, su mayoría de edad y los lazos que cortaría con este mundo eran cuestión de horas. Igual hizo todo lo necesario para aprobar como la primera vez con los TIMOS.
Los exámenes no fueron nada fáciles sobre todo porque la gente del ministerio suele ser rigurosa con lo aprendido.
Primero vino historia de la magia, el examen fue oral y duro casi una hora por alumno donde el jurado esperaba que los estudiantes supiera mas que lo aprendido en clase, Artemisa como hacía varios años llevaba la materia con investigaciones personales no tuvo problema para superarlo aunque termino exhausta.
Herbologia y Pociones fueron bastante mas rigurosos y duraron casi toda una mañana cada uno de ellos, no fue fácil pero al final salieron bien librados, salvo el desmayo de Anne Gordon.
Estudios muggles una vez mas fue un paseo para Artemisa y no le proporciono mayor problema.
Finalmente DCAO, una materia que dejo un poco abandonada pero que logro superar a duras penas o por lo menos eso creía ella.
Solo faltaba esperar los resultados que llegarían a su casa a mediados de Julio, cuando ella seguramente ya no estaría.
artemisa

Especialidad

Las reuniones con Sprout terminaron y ya la mayoría tenía decidió que hacer con su futuro fuera de Hogwarts. Artemisa también lo sabía y bastante bien pero frente a los demás ella no tenía idea de nada.
Sprout estaba orgullosa de sus tejones cada uno de ellos se forjaría, un futuro de acuerdo a sus gustos pero le preocupaba Artemisa, así que decidió concertar una cita con Andrómeda, para conversar sobre el tema. Cuando Artemisa escucho la propuesta de Sprout, que por lo demás ya estaba consumada, se quedo paralizada. Su madre no aceptaría evasivas por respuesta y decir que se quedaba en Angelos era darle demasiada importancia a algo que aunque disfrutaba pensaba vigilar de lejos.
Lo primero que hizo fue acercarse a sus compañeros Grethchen y Cancerbus y explicarles que quería seguir siendo de Angelos saliendo del colegio, pero que no quería un trabajo de tiempo completa que apoyaría con los artículos, la misma columna dos veces a la semana y que daría su treinta por ciento de la inversión del periódico como quedaron al inicio. Cancerbus y Gretchen no sabían o no terminaron de entender la propuesta de Artemisa, seguiría con ellos pero no trabajaría a tiempo completo. Pero sabían que estaría con ellos porque puso el dinero sobre la mesa y no era algo que por estos días los Tonks tuvieran. El dinero eran los ahorros de Artemisa de cuando producía licor.
- ¿Estas segura? Estas segura inquirió Gretchen
- Si. Quiero al periódico y quiero seguir en el porque me encanta el proyecto y me gusta escribir pero no puedo dedicarme al 100% a él. Así que sigo en Angelos
- Es tu decisión y la apoyamos pero tendras que venir a las reuniones donde planearemos las cosas del diario y tendras que decidir en lo importante con nosotros. – Dijo Cancerbus aún aturdido por la actitud de su amiga
- Claro que si eso ni lo dudes.
Artemisa, les brindo una sonrisa y salió en dirección a la oficina de Sprout para reunirse con ella y con su madre.
Al llegar a la oficina su madre estaba ya esperándola, se sento y empezó a escuchar lo que Sprout tenía que decirle. Artemisa estaba decidida y ahí le diría a ambas que ella ya tenía su futuro decidido.
Sprout comenzó la conversación
- Artemisa sabes que estamos aquí porque nos preocupa tu futuro, tus compañeros saben hacia donde se dirigen pero de ti no sabemos nada, por un tiempo pensé que te quedarías en lo del Diario con Gretchen y Cancerbus pero parece que no. ¿Qué será de ti?
Artemisa miro a las dos, tomo aire y empezó.
- Ire a Bristol, una universidad muggle a estudiar historia, aunque me mantendré en lo de Angelos, estaré con ellos pero mi principal actividad será la universidad. Tengo una beca parcial ahí y trabajare en la universidad para cubrir otros gastos.
Ambas se quedaron sin decir una palabra, se esperaban cualquier cosa menos esta respuesta. Sprout miro a Andrómeda y esta a Artemisa.
- ¿Porque no me dijiste nada?
- Era algo que debía resolverlo sola
- Supongo que no hay nada que decir ya lo decidiste todo.
- Exacto.
Andrómeda se paro se despidió de Sprout y de Artemisa y salió de ahí. Luego Artemisa hizo lo mismo.
artemisa

La Inundación

Todo esta en estos días terriblemente aburrido en Hogwarts, por fin me he ganado la confianza de Sprout y estoy encargada de cuidar los invernaderos que eran cada vez mas delicados los continuos cambios de clima hacían que las plantas sobre todo las mas delicadas se perdieran con facilidad. Pero algo paso aquella mañana que amaneció el invernadero cuatro totalmente inundado, por un momento Artemisa pensó que Amir su manos derecha y ahora novio dejo el agua sin cerrar pero luego los gritos de la gente del colegio le hizo darse cuenta que Hogwarts entero se inundaba y nadie sabía porque. Los alumnos corrían y los profesores también, le pregunto a Peter que es lo que ocurría y no dijo nada mas haya Gretchen toda mojada llegaba del otro lado del colegio.
- ¿Qué pasa?
- Es por las lluvias parece que lo ha desbordado todo y llego una avalancha que cayó sobre el río y el lago y estos se salieron a esos sumale las cañerías viejas que se reventaron y esto se ha convertido en un desastre
- ¿Qué haremos?
- Me imagino que Sprout te va a querer a ti en los invernaderos, así que ve para haya, los demás seguro que ayudaremos a los prefectos.
Artemisa Sabía que su amiga tenía razón así que busco a Amir que andaba como trompo en una de los pasillos y se lo llevo para los invernaderos. Eso era un desastre eran cuatro invernaderos que debían de reorganizar así que se dividieron el trabajo, el uno y el dos que tenían las plantas menos complicadas lo limpiaría Amir y el tres y cuatro que tenían las plantas de mayor cuidado lo haría Artemisa. Pasaron gran parte del día en la tarea pero ya oscurecía y Artemisa moría literalmente de hambre. Llegaron al gran comedor y todo era todavía un tumulto a los alumnos de primero a tercero los enviaron a sus casa por unos ideas los demás se quedarían a ayudar, claro esta dijo la directora que quien no se sienta con ganas de ayudar puede también irse a su casa. El coelgio aún estaba en reconstrucción por la guerra y esta desgracia, se tenia que quedar, comio escuchando los comentarios y lo difícil que era remover todo eso del alud y luego de la comida se acerco a Sprout y le explico lo que estuvo haciendo toda la tarde
- Gracias Artemisa era exactamente lo que esperaba de ti, te pido que sigas en esa labor y si necesitas ayuda puedes llevar a alguno de tus compañeros.
Artemisa asintió pero con Amir estaba cubierta, esa noche fueron a dormir muy cansados y a la mañana siguiente siguieron con los trabajos que duraron casi tres días.
Algunas plantas se perdieron completamente pero muchas se recuperaron.
-
artemisa

Sprout

La jefa de la casa de Hufflepuff, desde que asumió la jefatura tenía la costumbre de reunirse con los chicos de sétimo durante toda una tarde para conocer sus ambiciones y proyectos ahora que quedaba tan poco para la salida del colegio. La lista se iba dando de manera pausa y la conversación estaba enmarcada en un ambiente agradable donde se comían galletas y se tomaba té.
Cuando le toco el turno a Artemisa, ella sabía que la conversación versaría además de su futuro en otros temas. Ambas se llevaban bastante bien y se encariñaron a pesar de las diferencias en cuanto a la concepción de lo que es ser un hufflepuff.
Cuando Artemisa ingreso al despacho de Sprout no faltaron las galletas y el té que ella no rechazo y dio pie para iniciar la conversación.
- Ya sabes que harás saliendo del colegio –
- Aún no me he planteado nada si es la pregunta supongo que al igual que Megan y Cancerbus seguiré con el periódico –
- Me sorprende tu seguridad y te felicito –
Artemisa sonrió, lo que le dijo a Sprout era solo parte de la verdad, ella estaba decidida a ir a Bristol y todo estaba listo para su partida.
artemisa

Cartas de Aceptación Universidades muggles

Los días se hacían cada vez mas monótonos y comunes, aburridos dirían algunos. Artemisa es secreto aplico a varias universidades, finalmente se decidió por historia algunas de las universidades ofrecían además la especialidad de arqueología-histórica que también le interesaba pero debía comenzar por lo básico quien se imaginaria que un tonto castigo del profesor Binns terminará en hacerla escoger esa carrera, Binns nunca mas la dejo entrar a su clase luego de ese incidente ridículo en cuarto año pero le dejo muchos trabajos de investigación que hicieron que Artemisa aprendiera amar la historia.
Aplico a muchas universidades muggles con diferentes trabajos y diferentes ensayos pero hasta ahora ninguna se pronunciaba y estaban casi en noviembre, si no lo hacían antes de la quincena de Diciembre no lo harían nunca y pasaría sus días en Angelos, ya sus amigos le hablaron de dedicarse profesionalmente al diario o esconderse en alguna oficina mal oliente del ministerio, seguramente la pasaría mal.
A la hora de la comida conversaba con sus amigas de los cambios de vestuario de cierta diva del pop mágico y su mal gusto para escoger novios cuando una lechuza dejo caer un par de cartas.
- Tu madre de nuevo te extraña –
- Me porto bien y no le queda otra que tenerme como su hija favorita –
Dijo Artemisa mientras se guardaba la carta, rápidamente se dio cuenta que tenía sello postal muggle por lo tanto era de alguna universidad. Se preguntaba durante la comida mientras seguían en el chisme ¿Cómo habría llegado la carta a sus manos?
Supuso que la casilla postal de Hogsmade la trasladaría sin problemas via lechuza al colegio y aparentemente así fue.
Ya en su habitación y bastante mas tranquila se dedico a leer las misivas que le llegaron. En una de ellas fue aceptada pero lo que corresponde al plan de beca que Artemisa solicitaba no fue aprobada, en la otra también fue aceptada y el plan de beca que le proporcionaban era el del 75% de los gastos de estudios y cubrir el 25% restante con trabajos que serian encomendados dentro de la universidad, además de mantener un promedio de B. Situación que a Artemisa no le pareció complicada e inmediatamente se puso a redactar la carta donde aceptaba la vacante a Bristol.
Luego hablaría con su madre.